Entradas

¿Dedicarse a la música como profesión?

Hoy les traemos un artículo escrito por el baterista guatemalteco Fernando Martin.

El artículo tiene como título "Dedicarse a la música como profesión" aunque está escrito en el ámbito de Guatemala aplica para la mayoría de paises de latinoamérica.


 Publicado en Groove con el permiso de Fernando Martin. 

Aquí unos extractos:
Realmente es impresionante el talento que tienen muchos músicos guatemaltecos. Los que todavía no están ya sobresaliendo, con un poco de disciplina y preparación, muy pronto van a sobresalir. En Guatemala sobra el talento y falta la disciplina, la dedicación y la preparación. Muchas veces la disciplina y la dedicación existirían si no es porque hay que tener un trabajo de tiempo completo que no deja tiempo para desarrollarse en la música.
Admiro mucho a los músicos que se desarrollan por sí solos o en academias y que se dedican a pulir su talento, forman bandas y tocan sin recibir mayor cantidad de dinero. Sin tener incentivo económico alguno, gastan gasolina, se desvelan, invierten en su equipo, y hacen todo eso y más, por amor al arte.
...


Si vivís en Guatemala, no importa que tan bueno seás, NUNCA vas a tener oportunidad de ser famoso internacionalmente, no importa que hagás!
Aquí ni siquiera hay una industria musical desarrollada: disqueras, productores, agentes, representantes, abogados especialistas en este campo, promotores, etc. Las bandas no tienen una oficina donde haya secretarias, contadores, ejecutivos, gente de relaciones públicas de la banda o gente que se dedique a mercadear a las bandas, etc.
Si Arjona se hubiera quedado en Guatemala estaría tocando en los bares de la ciudad, haciendo giras en los departamentos, abriendo conciertos a los artistas que vienen de otros países y grabando sus canciones, tratando de ponerlas en la radio.
 ...

En U.S.A., la industria de la música, ¡¡¡es una industria de veinticinco mil millones de dólares (US$25,000,000,000)!!! Para darte una idea de cómo es el rollo en las sociedades del primer mundo, y como describe el libro de Passman, el primer paso para profesionalizarte como miembro de una banda, es armarte de un equipo asesor: representante personal, representante de negocios, agente y abogado. Y puede ser así en el primer mundo, porque es gente que se dedica a ser, por ejemplo, abogados  especialistas en asuntos del medio artístico. O representantes de una banda. Se dedican a eso, no lo hacen en sus ratos libres. Pueden vivir de ser representantes, la comisión que sacan de los ingresos de la banda es considerable: entre el 15% y 20%.
Lo que quiere decir que si en la banda son cinco integrantes, el representante percibe casi lo mismo que cada uno de los integrantes. El firmar con una disquera incluye establecer cómo se manejarán las regalías, los adelantos, duración del contrato, derechos de autor, etc. Para llegar a ese punto, tuvo que haber habido tiempo antes, un contacto inicial con esa disquera. Es el primer paso y uno de los más difíciles. Ni siquiera es común que los representantes de las disqueras (comunmente llamados "A&R reps - "artist & repertoire") oigan más de 10 segundos de cada uno de las decenas de demos que llegan a sus escritorios constantemente y menos común todavía que se tomen la molestia de ir a oír a una banda nueva en vivo. Una disquera, por cierto, consta de departamento de  mercadeo (que incluye dentro de sus tareas, el desarrollo de las portadas de los discos), promoción, contabilidad, tiene que ver con la supervisión y selección de las canciones del artista, costos de grabación y supervisión de producción. El productor de la banda también percibirá regalías, adelantos, etc. Tradicionalmente el productor era contratado por la disquera. Actualmente la banda lo contrata y ¡es responsable de sus regalías, etc.! ¿Cómo quedan los videos, demos y otros productos que mercadean a la banda  (playeras,etc.) en cuestión de su financiamiento y ventas?. ¿Y qué hay de los derechos de mercadeo?, ¿Cómo se hacen los acuerdos en cuanto al soporte de giras?, ¿Quién se encarga de la distribución de los discos y bajo qué condiciones?, ¿ Y las regalías fuera del país?
Para leer el artículo completo puedes descarlo aquí.

También te dejamos su E-Mail: fernandomartin@centroamerica.com

Keep Grooving!

1 comentario:

  1. Como es que de eso nunca se ha oído; y no digamos en el ámbito judicial.

    ResponderEliminar