Entradas

Ser un baterista COMPLETO

Ya en una ocasión anterior compartimos un artículo acerca de "Dedicarse a la música como profesión" escrito por el baterista guatemalteco Fernando Martín.

Hoy les traemos otro artículo en el que se aborda el tema de "Ser un baterista completo" y que mejor que desde la perspectiva de un baterista profesional como lo es Fernando.

Fernando Martín, baterista guatemalteco.


Les dejamos unos extractos del artículo:

A veces buscamos exageradamente ser los primeros: hay en cada uno de nosotros un afán desmedido, por destacar, por ser importantes, por tener prestigio y por buscar excesivamente el reconocimiento. Vivimos en la sociedad del espectáculo y admiramos a los famosos. Si tocamos bien la batería es porque gracias a Dios tenemos inteligencia y salud física para poderlo hacer. ¿Qué pasa si perdemos una o más extremidades por accidente? Entonces no nos creamos lo máximo, mejor aprovechemos que somos buenos bateristas y pongámonos al servicio de los demás.

Ha habido músicos y bandas que no saben tocar mayor cosa y son orgullosos, arrogantes, egoístas, critican a otros, no quieren relacionarse con otros músicos o bandas (hasta desarrollan rivalidad con otras bandas), y eso sólo los va a hacer quedarse al margen, estancarse en su desarrollo musical y perder oportunidades de trabajo.

Démonos cuenta de una vez por todas que aunque toquemos como Gary Novak, Thomas Haake y Max Roach juntos, NUNCA vamos a tener trabajo si tenemos una actitud detestable. La gente prefiere contratar a alguien que no sea ni la mitad de bueno, pero que sea un gusto trabajar con ese baterista, que tenga una actitud positiva y transmita una buena vibra.

Antonio Sánchez (baterista de Pat Metheny y otros grandes del jazz, además de dirigir su propia banda) dijo una vez: "Como líder de mi propia banda, me aseguro de velar por los músicos de mi banda, pero no contrato a músicos que tengan personalidades problemáticas, no importando que tan buenos sean".
...

Si alguien quiere aprender a tocar batería para desarrollar rapidez y poder impresionar a otros bateristas o al público en general haciendo malabares, que no se moleste en leer todo lo que viene a continuación, porque no le interesan consejos para ser un baterista completo y profesional, sino nada más el virtuosismo. El que quiere ser virtuoso que se encierre en un cuarto con su batería y que practique velocidad y complejidad hasta más no poder, que logre llegar a hacer cosas increíbles con la batería, pero que no pretenda tocar con otros músicos profesionalmente, porque para ser un virtuoso no necesita aprender expresión, musicalidad, "groove", ni nada de lo que le sirve para tocar música con otros músicos.
Thomas Lang, un baterista virtuoso, pero también muy creativo dijo una vez: "Not only is the drummer's job to excite the band and get  everybody fired up, and have great time and feel, but also to build a beautifully constructed drum part" es decir, como sabemos, el trabajo del baterista es de acompañamiento, pero eso implica emocionar a la banda y hacer que cobre vida lo que se toca, poniéndole sentimiento, obviamente tocando en forma sólida, respetando el tempo y la sensación de la composición, tocando con la intención apropiada; pero además, opina Lang, ejecutar nuestra parte de forma que lo que toquemos esté construído muy estéticamente, que sea una obra de arte.

Si se tiene musicalidad y además virtuosismo, qué bueno, pero sólo virtuosismo sin musicalidad no nos sirve de mucho. 
...

Ejemplo: En una sesión quieren un baterista que toque corcheas en el hi-hat, 1 y 3 en bombo y 2 y 4 en el redoblante, en un tiempo de negra igual a setenta y cinco. Un millón de bateristas pueden tocarlo, pero sólo unos 100,000 lo hacen sonar nítido. De esos 100,000, solamente un 10% lo mantienen realmente en un tiempo de negra igual a setenta y cinco sin variarlo. Pero sólo unos mil le ponen "feeling" al tocarlo. De esos mil, talvéz sólo cien logren tener un sonido increíble al tocarlo. Aún así, cien bateristas que toquen ese ritmo nítido, con exactitud, con "feeling" y con un sonido impresionante (por su toque y por el equipo que usan), es una cantidad en la que no se contempla que además esos cien bateristas tengan una actitud profesional, sean honestos y personas con las que da gusto trabajar. Si tomamos en cuenta también estos aspectos, ¡creo que no se llega ni a diez!. ¿A qué quiero llegar con este ejemplo? Pues que somos como un producto al servicio de los artistas. Tenemos que ser "completos", es decir, no sólo se trata de que podamos tocar algo, sino tener todos los demás detalles cubiertos: exactitud, "feeling", sonido, actitud, etc.
Para leer el artículo completo puedes descargarlo aquí.

PD: Si tienen dudas de algunas palabras utilizadas pregunten para aclararlas  ;)

Keep Grooving!

4 comentarios:

  1. EXCELENTISIMO COMENTARIO, MUY BUENO, TODO ESTO ES MUY REAL, MIS AMIGOS BATERIISTAS TOMEMOS ESTE EXCELENTE CONSEJO, QUE NOS SERVIRA DE MUCHO, MUCHAS BENDICIONES PARA TU VIDA, EL SENOR TE DE MUCHA SABIDURIA, Y TE PROSPERE EN TODO LO QUE HAGAS, GRACIAS POR ESTE APORTE TAN ESCENCIAL DTB

    ResponderEliminar
  2. Quiero agradecer a los que publicaron éste artículo y a Fernando Martín por ponerlo a disposición, realmente considero que éste documento es una Joya de información que obtenida de otra manera podría costar muchísimo dinero, sin embargo agradezco la gentileza al compartirlo con todos... Fernando Martín muchísimas gracias por compartirnos todos estos valiosos conocimientos !! Groove.neoapps.co Gracias por publicarlo.
    Att Josué Samayoa

    "A nadie le faltan fuerzas, lo que a muchísimos les falta es voluntad" Victor Hugo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario Josué, uno de los objetivos de Groove es presentar la calidad de los músicos que tenemos en Guatemala.

    Si quieren seguir en contacto con Groove suscríbanse dejando su correo electrónico en la parte derecha de esta página. O bien en la fan page de Groove en Facebook: http://www.facebook.com/Groove.neoapps

    ResponderEliminar
  4. Que bonito mensaje para conservar un poco de prudencia antes de aventarse al sentimiento de la música. Gracias por motivarnos no a ser nadie más que nosotros mismos. Att. Juliojuan Del Alba.

    ResponderEliminar